Cooperación, colaboración y poder ciudadano

El 2011 puede que fuese un punto de inflexión a nivel mundial sobre participación, democracia, redes sociales y interacción ciudadano-gobierno. Claros ejemplos son la ‘Primavera Árabe‘ , el movimiento 15-M o Ocuppy Wall Street. Si estos eventos a nivel global son importantes, también lo es el cambio que se está produciendo de forma colectiva y que se refleja en la aparición de numerosos ejemplos que confirman que no son procesos aislados, si no parte de una tendencia en que los ciudadanos cada vez colaboran más, comparten y reclaman su espacio y derechos. Y gran parte de la ‘culpa’ se la lleva Internet, que ha revolucionado la forma de comunicarnos, relacionarnos y han multiplicado las posibilidades de dar voz a los que antes, tradicionalmente, no la tenían.

Por si esto fuera poco (que no lo fue), también se ha concedido la portada del personaje del año del ‘Time‘ a los protestantes y han surgido tendencias claras hacia la interacción y el cambio, creadas por y para el ciudadano, véase los claros casos (que veremos más adelante) del crowdfunding, datos abiertos, gobierno abierto o plataformas cómo Change.org (nacionalmente ha tenido un gran impacto la plataforma actuable.com ). Algunas de las tendencias ya tienen unos años, pero con el auge y democratización de Internet y de algunas plataformas (especialmente las redes sociales tales cómo Twitter) se han potenciado enormemente:

  • Datos Abiertos: Movimiento que busca de forma colaborativa la liberación y transparencia de datos por parte de las administraciones públicas. Este movimiento en España ha sido fuerte y está creciendo cada vez más, se han creado múltiples páginas y aplicaciones para fomentar éste aspecto:
    • Pro Bono Público: Plataforma para la apertura y publicación de la información que gestionan nuestros gobernantes
    • Open Gov ES: registro abierto de paquetes de contenidos y de datos para buscar, compartir y reutilizar datos, especialmente de manera automatizada.

  • Gobierno Abierto: La transparencia y la visibilidad son los argumentos más comunes que se utilizan para justificar programas abiertos de datos del gobierno, y son a la vez sólida y convincente. Pero hay otro argumento de esto es tan convincente – que por la liberación de los datos recopilados y mantenidos por las agencias gubernamentales en útil y amigable para desarrolladores formatos que los gobiernos pueden fomentar el desarrollo de nuevos negocios.
    • Eventos colaborativos (citycamps, hacktons, concursos apps, flashmobs, etc.) : Los gobiernos crean y potencian la economía creando eventos colaborativos que además crean valor añadido para la propia ciudad (en forma de aplicaciones gratuitas, nuevas empresas) y creándose una mayor percepción por parte del ciudadano que es representado y su opinión se tiene en cuenta.
    • El Gobierno de Navarra ha creado un proceso participativo para la ciudadanía, con foros y ya han recibido más de 1.200 sugerencias e ideas.

  • Periodismo Ciudadano: Los ciudadanos (y no las empresas de comunicación) quienes recogen, analizan y difunden la información de forma independiente. Se han creado muchos espacios para compartir noticias y algunos medios escritos han creado y potenciado redes de ciudadanos para recibir información de forma más eficaz. Twitter se ha convertido en el telediario de muchos ciudadanos que quieren la información al segundo y páginas cómo Meneame siguen su camino ascendente. Pero la parte más importante se puede percibir en los países con menos democracia, donde los ciudadanos, por falta de libertad de expresión, represión y por desgracia, crímenes contra la humanidad, pueden compartir la información como nunca habían hecho. Conflictos y guerras cómo en Túnez, Algéria, Irán o Palestina serían muy difíciles de explicar sin la visión de las víctimas principales, pero incluso los movimientos ciudadanos cómo el 15M o Ocuppy Wall Street no hubieran sido iguales sin la retransmisión en directo de sus participantes a nivel mundial.

    Un caso aparte se merece Wikileaks, que revolucionó la prensa mundial y puso en jaque a gobiernos nacionales difundiendo información de informantes anónimos (y algunos no tan anónimos, cómo Bradley Manning) . Según ellos mismos: “Publica y comenta sobre documentos filtrados de gobiernos y empresas para perseguir malas conductas.”

    Ushahidi (que significa “testimonio” en swahili), proporciona herramientas para que las comunidades crowdsourcing compartan información en tiempo real mediante SMS, correo electrónico, Twitter y la web. Fue desarrollado por primera vez para crear mapas de la violencia en Kenia tras las secuelas post-electorales a principios de 2008. El sitio ha crecido hasta convertirse en un importante recurso para los periodistas ciudadanos.

  • Plataformas ciudadanas:
    • Actuable : comunidad online de personas y organizaciones que unen esfuerzos para transformar el mundo diciéndole a gobiernos, empresas y otros actores importantes de nuestra sociedad qué cambios queremos.
    • Change : Su lema es claro: “Empieza una causa, encuentra soporte, gana el cambio”. Plataforma de emprendimiento social que permite crear peticiones para cambiar leyes.
    • Care2 : Mayor comunidad en línea para para ayudar a conectar a activistas de todo el mundo. Cuenta con más de 17 millones de personas.
    • Jumo: Red social específicamente dirigida a las causas sociales.
    • Kune (que significa “juntos” en esperanto) es una herramienta para fomentar la colaboración, intercambio de contenidos y la cultura libre de forma colaborativa y en red.

El estilo de vida colaborativo: Consiste en intercambiar recursos, ya sean dinero, habilidades, alojamiento… Los centros de ‘coworking’ permiten compartir oficina. El ‘couchsurfing’ se basa en crear comunidades de gente dispuesta a acoger a otros usuarios en su casa cuando viajan. Los bancos de tiempo intercambian tiempo, es decir, cruzan servicios o favores que requieren de tiempo para llevarlos a cabo. El ‘landshare’ es un sistema para poner en contacto a gente que quiere cultivar con otros que tienen un terreno donde hacerlo. También relacionado con el espacio, se puede compartir plaza de aparcamiento o un sitio donde guardar cosas. Hay muchos más ejemplos para intercambiar casa en vacaciones, colaborar en la financiación de proyectos creativos (‘crowdfunding’), intercambiar herramientas entre vecino. Especialmente los jóvenes están liderando el camino hacia una forma diferente de consumo, un consumo de colaboración: alquiler, préstamo e incluso compartir los bienes en lugar de comprarlos. Se puede ver en el surgimiento de grandes empresas como Netflix, cuyos más de 20 millones de suscriptores pagan una cuota para compartir esencialmente DVDs, o Zipcar, que ofrece más de 500.000 miembros la oportunidad de compartir los coches a tiempo parcial o otra Fes_eDit que permite compartir coche entre la comunidad universitaria de Girona (y expandiéndose).

  • Coworking: Forma de trabajo que potencia la colaboración en un espacio de trabajo que comparten varios profesionales de sectores distintos. Están creciendo rápidamente y también las incubadoras de empresas y centros tecnológicos que fomentan la relación entre diferentes empresas.
    • Espacios de Co-trabajo y Incubadoras: Potencian la creación de empresas, el contacto entre empresarios y compartir espacios así pudiendo ahorrar.
    • Centros tecnológicos:
      • APTE:  La Asociación de Parques Científicos y Tecnológicos de España (APTE) es una pieza clave del Sistema de Ciencia – Tecnología – Empresa de España. Sus miembros son parques científicos y tecnológicos que están ubicados en 17 comunidades autónomas diferentes. Cada día más, las empresas e instituciones que en ellos se ubican son el mejor referente del sistema de innovación español.
      • XPCAT: La Red de Parques Científicos y Tecnológicos de Cataluña agrupa grandes espacios de producción, transferencia, difusión y uso del conocimiento y actúa de punto de contacto entre la comunidad investigadora y la innovadora.
      • BDigital: Barcelona Digital Centro Tecnológico (BDigital) es un centro de tecnología avanzada especializada en la aplicación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en los campos de la salud, seguridad, movilidad y energía y los alimentos y el medio ambiente.

  • Couchsurfing: Servicio de hospitalidad en línea que fomenta compartir espacios donde los viajeros pueden hospedarse gratuitamente (o con una donación de forma voluntaria y libre) y e intercanviar ‘sofás’. Cuenta con unos 3 millones de miembros en todo el mundo y 246 países representados.
    • CouchSurfing: Una red mundial basada en el voluntariado para conectar a los viajeros con los miembros de las comunidades locales, que ofrecen alojamiento gratuito y / o asesoramiento.
    • AirBnB : Consiste en una red de casas particulares que pueden ser alquiladas por un precio establecido por el propietario. y compartirla a un precio inferior al de un hotel. Se ponen en contacto directamente el propietario y el interesado y se negocia directamente las condiciones.

  • Crowdfunding: Financiación en masa o también denominada financiación colectiva, micro financiación colectiva y micro mecenazgo, es la cooperación colectiva, llevada a cabo por personas que realizan una red para conseguir dinero u otros recursos. Ejemplos:
    • Kickstarter: Es la plataforma más grande del mundo de financiación para proyectos creativos: música, cine, arte, tecnología, diseño, comida… Se plantean proyectos que se pueden financiar con distintas donaciones a cambio de un regalo del creador del proyecto. Si éste recibe la cantidad acordada, el proyecto se lleva a cabo, si no se retorna el dinero.
    • Goteo: Iniciativa Española reciente, como dice su Web: “Goteo es una red social de financiación colectiva (aportaciones monetarias) y colaboración distribuida (servicios, infraestructuras, microtareas y otros recursos) desde la que impulsar el desarrollo autónomo de iniciativas, creativas e innovadoras, que contribuyan al desarrollo del procomún, el conocimiento libre y/o el código abierto.
    • Cofundos. Cofundos financia proyectos de software libre exclusivamente.

  • Landshare y Huertos Urbanos: Permite compartir entre ciudadanos espacios donde cultivar colectivamente, tanto en ciudades como en otros espacios:

    • Landshare: Landshare reúne a personas que tienen una pasión por los alimentos cultivados, conectar a aquellos que tienen tierras para compartir con aquellos que necesitan la tierra para el cultivo de alimentos.
    • Planeta Huerto: Comparte información, productos, consejos…

Pero para que así sea, el 2012 debe ser la confirmación de esta tendéncia. Para esto hace falta un gran cambio de mentalidad y esfuerzo de todos las capas de la sociedad y una de las más importantes (y a la vez más concienciados) serán los ciudadanos y más especialmente (creemos personalmente) los trabajadores públicos.

“No hay suficiente con los votos. La democracia no trata sobre contarnos, trata sobre tenernos en cuenta”Federico Mayor Zaragoza

Comments Off